El equipo empata sin goles ante el Muleño y se distancia en 7 puntos con la cabeza.

No pudo ser. El equipo remó y remó pero no pudo lograr los tres puntos ante el Muleño para seguir al incombustible líder. El equipo de Paco García dispuso de hasta 3 ocasiones claras de gol en los primeros quince minutos, lo que presagiaba que sería cuestión de tiempo abrir el marcador. Conforme pasaban los minutos el equipo se iba apoderando cada vez más del dominio del choque, siendo dueño y señor del balón, controlando el centro del campo y posesión, pero con poca fortuna en una tarde gris y lluviosa la que vivimos en nuestro templo. Mediada la primera mitad se empezaron a torcer los planes, cuando en el minuto 30 tuvo que ser retirado, cojeando, nuestro central Edu Luna y sustituido por Sergio González. El equipo terminó la primera parte acosando y encerrando a su rival, que se armó defensivamente muy bien impidiendo que abrieramos el marcador.

La segunda parte siguió el mismo sendero, con un Cieza que era más corazón que otra cosa, luchando contra una armada defensa muleña, que apenas inquietó la porteria de Simón Ballester. Los nuestros dominaban el choque y los nervios se iban apoderando conforme iba transcurriendo los minutos. La salida de Raúl Botía. Papi y Barahona activó al equipo en zona ofensiva pero no pudimos superar a un Muleño que sacó un suculento botín de La Arboleja. Los últimos minutos fueron de asedio pero sin fortuna en una tarde gris y lluviosa.

El Cieza sigue en segunda posición, seguimos sumando otra semana más, siendo 15 partidos consecutivos sin conocer la derrota, pero se distancia el líder en 7 puntos, que visitará La Arboleja en dos semanas. Antes, el próximo fin de semana, visitaremos Los Cipreses para enfrentarnos al Balsicas Atlético.

Si algún equipo no conoce rendirse es el nuestro, la liga es larga y nada es imposible, como bien dice nuestra esencia, nuestros sentidos y nuestra ilusión… Seguimos en el objetivo, seguimos el camino, seguimos siendo el CD Cieza.