El Cieza logró una gran y muy trabajada victoria en Los Cipreses de Balsicas gracias a los goles de Asier Barahona y Andrés Carrasco.

Son tres puntos importantísimos para no descolgarnos de la lucha por el ascenso directo, en un campo en pésimas condiciones de juego. El duelo era un vaivén en los primeros compases del partido, pocas veces vimos el balón rodar por el terreno de juego con facilidad, ya que nadie era capaz de bajarlo al piso mientras que las disputas eran constantes por hacerse con el control del partido. Hubieron pocas ocasiones claras de gol, poca claridad de juego y una batalla en el centro del campo donde nadie se hacia dueño del choque. Los nuestros estaban muy bien plantados, dominando los compases del encuentro y esperando el momento, sabiendo que el mayor de los peligros podría llegar a balón parado tanto para unos como para otros. Llegando a la recta final del primer tiempo el Cieza dio un paso adelante y empezó a generar más peligro y más llegadas al área contraria, con un Asier Barahona que fue un auténtico puñal y quebradero de cabeza para la zaga del Balsicas. Chema Lorcnte, que realizó un partido extraordinario por su banda, lanzó un voleón que fue directo al larguero y cuyo rechace cayó en la testa de Barahona, superando al guardameta y marcando el 0-1 en el minuto 42. Poco después, antes del descanso, Carrasco tuvo en su cabeza el 0-2 para ir cerrando el partido pero su remate se marchó fuera. El vendaval de los últimos minutos de los de Paco García cortocircuitó al Balsicas que vio como se quedaba con uno menos en el minuto 44 por roja directa de Álvaro Martínez.

La segunda parte comenzó con un Cieza con las ideas claras, sabiendo que pese a la superioridad numérica y en el marcador el partido no se podía escapar, ya que estaba siendo un partido de muchos duelos individuales y con mucho peligro en acciones a balón parado y por alto. Pronto se despejarían los miedos, Carrasco recogería un balón muerto en área rival para meter el pie y el más atento de la clase marcaría el 0-2, que sería una losa para los locales. A partir de ahí, todo fue a merced de los intereses esparteros que pudieron ampliar la renta con la entrada de Álvaro Cano o los intentos de Raúl Botía y Papi, ambos muy activos todo el encuentro. Una de las otras grandes noticias fue la entrada de uno de nuestros canteranos, Lema que entró en los últimos minutos siendo una de las joyas de la cantera teniendo minutos con el primer equipo.

Victoria trabajada, en un terreno de juego complicado y seguimos en la lucha. Próxima semana recibimos al líder, a la Deportiva Minera, domingo 17h. con el único y claro objetivo de sumar de 3 y recortar la diferencia que nos separa con el ascenso directo. Cieza debe ser una auténtica caldera desde este mismo lunes.