El Cieza, que fue mejor en la primera parte, puntuó ante la Deportiva Minera y se mantiene en 7 puntos la diferencia con el primer puesto en favor de los mineros.

Duelo de grandes de la categoría el que vimos ayer en La Arboleja, que presentó un aspecto extraordinario con alrededor de 2.000 personas en la grada, un centenar aproximado que llegaron desde el Llano del Beal. El equipo de Paco García que presentaba bajas en el once fue mejor en los primeros 45 minutos y, muy pronto, se adelantaría en el marcador. Álvaro Cano remató al fondo de la red un gran centro al segundo palo, desde la banda derecha, de Asier Barahona al fondo de la red en el minuto, la jugada entre los dos jugadores más eléctricos de los esparteros. Álvaro Cano ayer asumió la responsabilidad del gol y la referencia ofensiva tras la baja de Andrés Carrasco, por otra parte Asier Barahona por banda estuvo siendo un puñal y también probó fortuna ante el guardameta Marcos, mediada la primera parte. Las internadas del vasco estaban siendo constantes y la presión alta del goleador espartero de ayer fueron claves del buen hacer ofensivo en la primera parte. Pasaban los minutos y la Deportiva Minera quería controlar el choque con posesiones largas pero el centro del campo asfixiaba el dominio rival, convirtiendo en un duro choque de tú a tú entre ambos equipos. Javi López, que se tuvo que retirar lesionado, tuvo también una participación destacada los minutos que estuvo sobre el verde.

El partido estaba como nos gustaba, sin sufrir atrás, defensa muy bien colocada, segura y un centro del campo que llevaba el timón del encuentro, pero la Deportiva Minera no está líder de casualidad. Un solo golpe de fortuna fue suficiente para los de Popi cuando en el tiempo de descuento del primer tiempo Domi, desde muy lejos, soltó un zapatazo con la mala fortuna que el balón dio un ligero bote delante de Simón para establecer el empate al filo del descanso. Con el 1-1 comenzaría una segunda mitad con poco fútbol, mucha igualdad con un quiero y no puedo por parte de los de Paco García, en un duelo que se iba interrumpiendo constantemente en favor de los intereses de la Minera, que veía con muy buenos ojos el empate mientras que los nuestros intentaban marcar el segundo pero sin fortuna.

Punto que suma el equipo, punto de esfuerzo y coraje ante un líder que sigue a 7 puntos, una vuelta entera sin caer derrotados y con una afición que nos demostró seguir enganchada con nosotros, siendo nuestra fuerza ayer y, seguro, en todo lo que resta de temporada para seguir más vivos por el objetivo del ascenso. El próximo fin de semana jugaremos domicilio, en Las Torres de Cotillas, ante el Racing Murcia FC. ¡GRACIAS AFICIÓN!